Cómo cambiar hábitos alimenticios no adecuados

Cómo cambiar hábitos alimenticios no adecuados

Cómo cambiar hábitos alimenticios no adecuados es una tarea ardua, pero de ninguna manera, imposible de modificar. Nunca es tarde para dar un cambio de 180 grados en nuestra vida y atrevernos a comer sano, a hacer deporte y, en definitiva, a optar por un modo de vida más saludable.

Sin embargo, a la hora de dar este paso solemos enfrentarnos a numerosos obstáculos, tanto internos como externos, que dificultan el proceso y que, en numerosas ocasiones, terminan por hacernos abandonar antes de tiempo nuestras metas y objetivos.

Por ello, a continuación, te doy algunos consejos y recomendaciones para saber cómo cambiar hábitos alimenticios no adecuados de forma sencilla y eficaz, y conseguir el bienestar físico y mental que tanto ansías.

1. Identifica lo que quieres cambiar

Antes de nada, deberías reflexionar sobre los tipos de incorrecciones que cometes cuando se trata de tu alimentación, ahondando en las causas y los efectos que producen en tu salud este tipo de comportamientos. Lo más recomendable es elaborar una pequeña lista en la que anotar todo lo que deseas cambiar.

Una vez localizados los malos hábitos en tu rutina diaria, te ayudo a transformar esa lista en propósitos inminentes de cambio.

2. Cambia tu ambiente

A medida que identifiques lo que quieres cambiar, propondré soluciones y alternativas saludables a estos comportamientos. Una de las técnicas más efectivas es cambiar el ambiente para cambiar tus hábitos de alimentación.

Te enseño pequeñas técnicas personalizadas dependiendo de tu caso, como usar un plato más pequeño en lugar de los que siempre utilizas, utilizar una cuchara más pequeña para servir en el plato, poner la mesa diferente a como acostumbras hacerlo, o no colocar la cazuela de comida en la mesa, con las que lograrás modificar tus hábitos de alimentación de forma sencilla.

3. Sustituye hábitos no saludables por saludables.

Come solamente cuando tengas verdadera hambre, planifica todas las comidas para asegurarte de que sean saludables y, siempre, come despacio. Modificando este tipo de hábitos inherentes en tu comportamiento diario, ganarás en salud y estarás más cerca de cumplir las metas que te hayas fijado.

4. Practica ejercicio

Siempre doy gran importancia al deporte o ejercicio diario como complemento perfecto para un estilo de vida saludable. Te ayudará a aumentar los beneficios de una dieta sana, favoreciendo, a su vez, tu relajación y forma física. Además, son la mejor opción para aprender a respirar adecuadamente, endurecer tus músculos y prevenir futuras enfermedades.

5. Celebra tus logros

Pese a que debes ser exigente contigo mismo y esforzarte al máximo para cumplir tus metas, nunca te olvides de celebrar tus logros y ser consciente de tu propia evolución y logros conseguidos. Esto te servirá de motivación para no abandonar los hábitos de alimentación saludables que hayas elegido seguir y continuar disfrutando del bienestar físico y mental que has obtenido.

Si necesitas ayuda para comenzar una vida saludable, te cuidaré de la mejor manera para que puedas conseguir todo lo que te propongas. Cambia tus hábitos alimenticios junto a mí y te sentirás mejor tanto por dentro como por fuera.

Author: Nutricionista en Valladolid